Estás aqui

¿Puede Facebook hacer que no te contraten?

Internet juega un papel muy importante en el proceso de contratación de los empleadores y de los candidatos debido a la creciente popularidad de las búsquedas de CV online, portfolios digitales y bolsas de trabajo online. Las ofertas de internet aumentaron su visibilidad y la facilidad a la hora de aplicar, pero también puede llevar algunos riesgos. Mientras que muchas personas controlan activamente su presencia online y son conscientes con su configuración de privacidad, otros muchos son más relajados cuando se trata de sus perfiles online. 

En la búsqueda del candidato perfecto, no es de extrañar que muchos empleadores accedan a internet para obtener información sobre los candidatos. No solo van a estar buscando un CV que se adapte al descriptivo de la oferta, también querrán encontrar una persona que encaje bien con la perspectiva y los valores de su empresa.

Aquí es donde tus interacciones online podrían fallarte y activar las alarmas del posible empleador. No importa lo fuerte que sea tu CV, si el empleador encuentra tu presencia online inapropiada u ofensiva – podrías estar poniendo en peligro la posibilidad de optar al puesto de trabajo o incluso conseguir una entrevista. Mientras la gente siga tu vida cotidiana a través de las redes sociales, es muy aconsejable adoptar un enfoque considerado y prudente de tus publicaciones- especialmente cuando estás buscando trabajo.

Seis reglas de oro para una buena presencia online

Activar siempre la configuración de seguridad completa para ayudar a garantizar que sólo tus contactos personales y aprobados puedan acceder a tu información.

Tené cuidado con quién aceptas como amigo, seguidor o contacto. Asegurate de que realmente conoces a la persona o tienes alguna afiliación de confianza con ella.

Sé selectivo con las fotografías que subís y controlá las que otros suben de ti. Las imágenes comprometidas pueden reflejar una mala imagen de ti y afectar a la percepción que tenga el empleador de tu actitud.

Es prudente mantener las redes profesionales, como Linkedin, para tu actividad profesional solamente, y no vincularlas con tus cuentas personales más sociales.

A pesar de que, obviamente, tienes libertad de expresión en la red, evitá criticar a tus compañeros de trabajo, a tu actual o ex jefe o a la empresa en la que trabajas. Cualquier empleador desconfiaría de alguien que transmite sus frustraciones de trabajo de esta forma, nunca se puede estar completamente seguro de quién va a ver tu publicación (amigos de amigos, etc.)

No hace falta decir que, el lenguaje grosero, comentarios inapropiados o insultos no mostrarán ninguna ventaja a tu favor.