Estás aqui

Seis razones por las cuales no conseguís una oferta de trabajo

Incluso con un CV potente y una gran técnica en la entrevista, se pueden perder oportunidades laborales en un mercado tan competitivo. Mientras que algunos empleadores pueden explicar de forma detallada por qué no fuiste su elección, otros te darán una explicación mínima- y esto puede desanimar a cualquier candidato.

Estas son seis razones por las cuales un empleador puede rechazar tu CV – ya sea en la fase de solicitud del puesto o después de una entrevista.

1. Tu CV no destaca

Tu CV es tu primera oportunidad de captar la atención de un empleador. Incluso teniendo un CV con experiencia sólida, si tu CV no está bien presentando o no se adapta al puesto, puede ser pasado por alto. Asegurate que tu CV es claro y conciso con la experiencia más importante en la parte superior. No te olvidés de ajustar tu CV a cada solicitud (siendo veraz, por supuesto) y asegurate de que las habilidades más importantes sean las que más destaquen.

2. Tus motivaciones no son claras

Antes de hacer la entrevista, una carta de presentación es una gran oportunidad de explicar un poco sobre ti, y sobre por qué querés ese puesto en concreto. Los empleadores a menudo pueden sentirse desconcertados por una solicitud y las motivaciones detrás de la misma y buscarán activamente razones para aclarar sus dudas. Por ejemplo, si estás dejando un puesto similar en una buena empresa, si sólo has estado en tu actual puesto por un periodo corto de tiempo o estás sobrecualificado, un empleador puede cuestionar tus motivos. Asegurate de explicar completamente tu deseo de empezar a trabajar en su empresa  y dejá claras tus motivaciones. Quizás sos un apasionado de la marca o quieras obtener más experiencia en un área específica.

3. Entrevista sin preparar

Como dice el conocido dicho “si no te preparas, prepárate a fallar”. Sí, la preparación es la clave para hacer una excelente entrevista. Los candidatos a menudo no se informan completamente sobre la compañía antes de ir a una entrevista. Asegurate de estar plenamente familiarizado con su trabajo, y piensa cómo tus habilidades y tu experiencia pueden encajar con su negocio.

4. No encajas en el equipo de trabajo

Junto a tus habilidades y experiencia, los empleadores, también están buscando un fuerte integrante a su equipo, que vaya en línea con la filosofía de la empresa y encaje perfectamente. En ocasiones, los empleadores sienten que un candidato es técnicamente adecuado para el puesto pero que no tiene la personalidad y el enfoque para la empresa. En general, la capacidad de comunicar y  una personalidad amistosa y confiada, son cualidades demandadas.

5. Sin mostrar interés

¡Qué conozcan tu entusiasmo! Si no parecés deseoso e ilusionado con la expectativa de trabajar en la empresa, el empleador puede asumir que realmente no querés el puesto. Cuando los empleadores están tratando de decidir entre dos candidatos fuertes con capacidades similares, el evidente entusiasmo de cada uno por el puesto podría ser el factor decisivo.

6. Competencia con más experiencia

Es posible que hayas hecho una entrevista excelente, pero si alguien con un poco más de experiencia que vos puede hacer que no seas el seleccionado. Con la situación económica actual, muchos directivos buscan a un candidato que haya adquirido habilidades muy específicas en una empresa similar.

Consultá nuestras ofertas de empleo.