Estás aqui

Cómo negociar tu salario

La negociación salarial es una habilidad más arraigada en aquellos que contratan que los contratados, por lo que es importante saber exactamente lo que querés antes de ir a la entrevista. Tu consultor también debe ser capaz de ayudarte en esta etapa.

Sentido común

El sentido común es que no debés decirles cuánto querés durante la entrevista. En su lugar, consigue que sean los primeros en hablar de una cifra y mira si coincide con lo que vos buscás.

Si son muy insistentes para que pongas una cifra, devuelve la pregunta “voy a considerar cualquier oferta razonable”

Lo ideal sería pasar el proceso de entrevista y dejarles a ellos decidir cuál sería el salario antes de una negociación.

Si la oferta que finalmente hacen es demasiado baja, a continuación, aprovecha tus conocimientos sobre los salarios del sector, tus capacidades y tu valor para que la empresa considere un salario más alto.

Ponete en contacto con tu consultor

Durante estas negociaciones tan difíciles, tu consultor de selección debe ser capaz de aconsejarte sobre lo que es posible, dado su conocimiento sobre la empresa.

El paquete no salarial

Un error común que la gente hace es puramente centrarse en el salario, en lugar de todo el paquete. Existen extras importantes como:

  • Salud privada
  • Modalidad de trabajo flexible
  • Auto de empresa
  • Bonus
  • Formación

Si estás cerca de un acuerdo, asegurate de que obtienes los detalles sobre el paquete global por escrito antes de echarte atrás, aceptar o seguir negociando.

Te aconsejamos que sólo des un “no” rotundo si realmente estás preparado para ir a otro sitio. De lo contrario, deja lugar para una negociación adicional.

Lo que se ofrece debe ser por escrito para que no dé lugar a malentendidos más adelante.

Tantear el terreno

La postura de negociación de tu posible empresa podría decir mucho acerca de la compañía y de la persona que estará a tu cargo. ¿Te dan una cifra, y es un “o lo tomas o lo dejas”, sin margen de maniobra, o bien tienen un rango de salario e intentan persuadirte de coger una cifra baja? ¿O te ofrecen un salario que encaja con tu perfil, necesidades y mercado?

No olvidés que una vez que te unes a la empresa, las negociaciones acaban, por tanto es ahora el momento de negociar.

¿Buscás un nuevo trabajo? Conocé aquí nuestras ofertas de empleo.