Estás aqui

Entrevista por competencias

¿Qué es una entrevista por competencias y por qué son tan frecuentes hoy en día? Si te piden que describas cómo afrontaste una situación determinada en el pasado, ya sabés que estás en una entrevista basada en competencias. La importancia de la misma es que es una forma muy efectiva para el entrevistador para tener una idea de cómo sos “en acción” y si tenés la experiencia y habilidades que están buscando.

Este es un listado de preguntas clave de competencias, agrupadas en cinco áreas: individuales, empresariales, analíticas, interpersonales y de motivación.

Competencias individuales

Éstas se refieren a tus atributos personales: tu flexibilidad, firmeza, tenacidad, conocimiento, independencia, toma de riesgos y tu integridad personal.

Una pregunta típica puede ser:

Hablame de un momento en el que hayas tenido una idea y fuiste cuestionado en el trabajo.

Competencias empresariales

Se refieren a tu capacidad de hacerte cargo de otras personas: liderazgo, autonomía, pensamiento estratégico, corporativismo,  gestión de proyectos y control de gestión.

Una pregunta típica puede ser:

Hablame de un momento en el que dirigías un equipo y conseguiste un objetivo.

Competencias analíticas

Se refieren a tu capacidad para tomar decisiones, innovar, la capacidad de síntesis, de resolver problemas, aprendizaje práctico y atención al detalle.

Una pregunta típica puede ser:

Hablame de un momento en el que hayas identificado un nuevo enfoque a un problema.

Competencias interpersonales

Se refieren a competencias sociales. Para muchas compañías es fundamental el trabajo en equipo, por lo que la colaboración entre las personas es esencial, cuanto más se colabore, mayor probabilidades de éxito.

Una pregunta típica puede ser:

¿Qué creés que son las tres cosas más importantes acerca de la comunicación?

Competencias motivacionales

Se refieren al motor que te impulsa: resistencia, energía, motivación, orientación a resultados, iniciativa y enfoque de calidad.

Una pregunta típica puede ser:

¿Cuándo trabajaste más duro y sentiste un fuerte sentimiento de realización?

Por último, recordá, ser vos mismo al responder a las preguntas competenciales; utilizá ejemplos de tu vida real y relacionalos con tu experiencia, ¿cómo reaccionaste o cómo te hizo sentir? Estas no son preguntas engañosas; están diseñadas para crear la mejor combinación entre una persona y la empresa. El objetivo es que encajes a la perfección en el nuevo puesto de trabajo y puedas desarrollar tus capacidades.