Un buen CV debe ayudar a promocionarte y conseguir una entrevista.

¿Qué información debés incluir en un CV?

El orden en el que se presenta tu CV puede variar ligeramente y debés estar dispuesto/a a adaptarlo para que destaque en los diferentes puestos a los que te interesa aplicar:

Datos personales: La mayoría de los CVs empiezan con esta información nombre completo, dirección, contacto (email y teléfono) y fecha de nacimiento.

Formación: Indicá el centro educativo al que asististe y los estudios completados o en curso. Se aconseja que los presentes desde el más reciente hasta el más antiguo. Si ya tienes varios años de experiencia laboral, no es necesario que indiques el secundario.

Experiencia laboral: La historia de tu trayectoria profesional se presenta en orden cronológico inverso, es decir empezando pro tu experiencia más reciente. Logros y responsabilidades se enumeran en cada experiencia profesional. Se recomienda poner más énfasis e información en los trabajos recientes. Tambien podés indicar si tuviste un equipo a cargo y de cuántas personas.

Competencias: Se refieren a aquellos diferenciales que adquiriste por medio de tu experiencia profesional o educativa y pueden ayudarte a destacar entre las otras personas postulantes. Podés incluir competencias informáticas y dominio de lenguas extranjeras y cualquier otra formación reciente que sea relevante para el puesto que estás solicitando.

Hobbies e intereses: Esta sección debe ser breve, y al reclutador puede ayudarle a identificar aspectos vinculados a tus habilidades blandas para ver cómo te integrarás con la cultura empresarial.

Referencias: Se pueden incluir o bien anotar: “Disponible bajo petición”.

Consejos generales

  • Si bien hoy se estila enviar el CV formato digital, en caso de que tengas una entrevista presencial, puedes llevar un ejemplar impreso para ayudar a tu reclutador o entrevistador. En caso de que lo presentes en formato impreso, el mismo debe estar en papel blanco A4, utilizando una tipografía de letra normal y en negro (tipo Arial 12).
  • Si vas a enviar un CV en formato digital, consulta con el reclutador el formato en el que lo precisa y cuida de exportarlo correctamente para que no se desconfigure..
  • Lo ideal es que tu CV ocupe no más de 2 páginas. Asegurate que el contenido sea claro, estructurado, conciso y relevante. El uso de guiones en lugar de oraciones completas puede ayudar a minimizar el uso de la palabra y a tener una estructura más clara.
  • Una vez completado el CV, comprobá cuidadosamente los errores gramaticales y las faltas de ortografía, y asegurate de que tenga sentido. Pedile a un tercero que revise el documento entero antes de enviarlo.
  • Recordá, cuando estés escribiendo y estructurando tu CV, básicamente te estás vendiendo a vos mismo. El empleador utilizará los datos para hacerte preguntas en la entrevista, por lo que debe ser claro y fácil de leer, y tendrás que poder explicar cualquier hueco en la historia de tu carrera. Evita mentiras y errores.
  • Un CV básico puede requerir ser adaptado a cada solicitud de empleo.
  • No hay ninguna razón para que incluyas por qué dejaste un trabajo en tu CV pero preparate para contestar estas preguntas en la entrevista.
  • Los detalles salariales no deben incluirse.
  • Una buena carta de presentación debería acompañar siempre tu CV.