Una gran cantidad de PyMES y empresas del sector corporativo, se están adaptando a formas más fluidas de trabajo al permitir que su personal realice sus actividades diarias desde su hogar. E aumento del teletrabajo ha sido impulsado por el avance de la tecnología, un cambio en los requisitos laborales y las nuevas condiciones del mercado. El home office ya sea de tiempo completo o parcial, se está convertido en un lugar común para muchas empresas y colaboradores. 
Por otro lado, las infraestructuras informáticas basadas en la nube han abierto la mentalidad del "acceso desde cualquier lugar" y han cambiado las opiniones de muchas personas. Si bien creemos que los Millennials son los únicos que buscan esta modalidad de trabajo, las fuerzas laborales de todo el mundo esperan que las corporaciones sean flexibles al respecto.  
Si es tu primer día de home office y no sabés cómo organizarte, te dejamos algunos consejos para tener en cuenta:   
  • Preparate para un día de home office.  
  • Realizá una evaluación de riesgos de tu espacio de trabajo, para asegurar el cumplimiento de los requisitos de seguridad e higiene de su empresa. 
  • Elegí un área de trabajo cómoda, preferiblemente con luz natural. 
  • Asegurate de tener todos los equipos electrónicos necesarios para desempeñar tu trabajo. 
  • Revisá que la pantalla de tu computadora portátil / PC esté ajustada a la altura correcta para evitar lesiones en las cervicales y cansancio en los hombros. 
  • Asegúrate de tener instalado el software adecuado como para permitirte acceder a tu sistema corporativo de forma remota. Esto incluye programas especializados, licencias de office o correos electrónicos.  
  • Organizá tu agenda de manera que incluyás descansos regulares en la rutina de trabajo. 
  • Verificá que tenés una conexión a internet confiable y de alta velocidad. 
  • Asegurate de tener habilitado un teléfono de contacto
  • Tené a mano números clave, como del área de Soporte de IT, en caso de que encuentres problemas técnicos. 
  • Considerá comprar una buena silla ergonómica. 
  • No ubiqués tu espacio de trabajo frente al televisor. 
Si la idea de trabajar en casa te resulta atractiva, debés considerar si realmente sos capaz de hacerlo. Sí pensás que podés, no olvidés que la clave está en ser disciplinada/o, poder trabajar durante largos períodos de tiempo sin supervisión de tu mánager y tener la capacidad de contención ante cualquier problema que surja. 

Summary

Una gran cantidad de PyMES y empresas del sector corporativo, se están adaptando a formas más fluidas de trabajo al permitir que su personal realice sus actividades diarias desde su hogar.