Desde PageGroup, creemos que el primer paso para lograr una cultura organizacional mucho más inclusiva es avanzar en procesos de reclutamiento y selección mucho más abiertos a la diversidad. Por ello, a partir de las mejores ideas de nuestros consultores y colaboradores miembros de la comunidad LGBTIQ, hemos redactado una lista de consejos clave para reclutar de manera inclusiva.

Evitá hacer preguntas muy específicas sobre la vida personal del/de la candidato/a

Utilizá preguntas más abiertas, para que la persona se sienta libre de compartir aspectos de su vida con los que se sienta cómoda, por ejemplo: valores, gustos, otros. No es recomendable preguntar por el género, estado civil, universidad, colegio, barrio, otros. Es preferible hacer otras preguntas relacionadas directamente a la vacante, como por ejemplo si la zona en donde tendrá que trabajar le es conveniente o no.

Utilizá términos generales o sin distintivo de género

Por ejemplo: "buscamos una persona con experiencia en gestión de equipos" en lugar de "buscamos un gerente de equipo". Reemplazarlo por “pareja” lo términos “novio” o “novia”

Valorá el potencial

Independientemente de la orientación sexual, oorigen, raza, etc, es muy importante validar las competencias técnicas, las habilidades blandas de la persona; así como la adherencia de sus valores personales y cómo se vinculan con la cultura de la empresa.

Incluí agentes de cambio en los procesos de reclutamiento y selección

Considerá la posibilidad de incluir a una persona perteneciente a una minoría (por orientación sexual, origen, raza, etc.) dentro de un proceso de selección de una empresa que todavía no esté desarrollada en términos de diversidad e inclusión ¡Esta persona puede ser un agente de cambio en la organización!

Debes hacerlo con mucha responsabilidad y perspicacia para que no se frustren ambas partes al sentir que se impone una tendencia no correspondida.

Empatizá

Tené en cuenta que la persona con la que estás interactuando en el proceso no es sólo perteneciente a una minoría. Al igual que cualquiera, es un ser humano que viene con experiencias previas, talentos, decepciones, logros, frustraciones, expectativas, ambiciones y conceptos que, de hecho, pueden ser idóneos para una posición.

Establecé un entorno de confianza

Con este se da a entender al/a la candidato/a que independientemente de su orientación sexual, origen, raza, etc. fue elegido/a por sus habilidades y conocimientos, los cuales resultan ser un diferencial para la empresa. Así, el/la candidato/a será transparente y mostrará realmente quién es y qué puede hacer por la organización.

También podés escuchar nuestro último podcast sobre el tema, haciendo click en la imagen a continuación.