Si estás preparándote para una entrevista para un trabajo temporal, seguramente te has preguntado cómo puede ser el proceso de entrevista, ya que muchas veces los responsables de contratación podrían estar buscando diferentes respuestas en un candidato temporal.

En una contratación temporal, se espera que los trabajadores temporales se adapten rápidamente al lugar de trabajo, por ese motivo es probable que la mayor parte de las preguntas estén orientadas a conocer el nivel de adaptabilidad del/de la candidato/a.

Estas son algunas preguntas tipo que se suelen realizar en una entrevista para posiciones temporales:

  • ¿Qué viste en la oferta de empleo que te hizo postularte?

Leé las especificaciones de la oferta de trabajo. Escogé algunos de los puntos clave y adaptá tu respuesta alrededor de ellos. Por ejemplo, si en las funciones aparecen “plazos de entrega”, asegúrate que dices que trabajas muy bien bajo presión.

  • ¿Cómo te sentís trabajando en equipo? ¿Con qué tipo de equipos has trabajado antes?

Como temporal, los empleadores querrán asegurarse que puedes encajar perfecta y rápidamente con el equipo.

  • ¿Por qué querés trabajar en esta empresa?

Esta pregunta tiene un doble propósito: saber si has estado interesado en buscar información de la empresa, y saber los valores que encajan con los tuyos.

  • ¿Qué dirección pensás que tomará tu carrera en un futuro?

Podés querer tener un futuro estable y que a la vez estar interesado/a por trabajar de forma temporal, no dejás de valorarlo ya que ganás experiencia, conocimientos y nuevas oportunidades.

  • ¿Por qué creés que un trabajo temporal es un buen cambio para tu carrera?

Si esta es tu primera entrevista para un trabajo temporal, prepará bien esta pregunta, detallá los beneficios que te puede aportar en tu desarrollo: nuevos sectores, nuevas formas de trabajo, nuevos contactos, más oportunidades, etc.

En tus respuestas debés demostrar constantemente cómo podés ser un buen partido para un trabajo temporal. Por ejemplo, los empleadores querrán saber que, como temporal, sos flexible y adaptable. Tratá de destacar alguna experiencia en la que se te requirió utilizar estos atributos en un puesto anterior.

Otro aspecto importante es la capacidad para aprender de forma rápida y llevarse bien con el equipo con el que se está trabajando. Demostrá durante la entrevista ejemplos de la vida real. Por ejemplo, ser un estudiante rápido va ligado con ser adaptable, así que podés hablar sobre ambos atributos. O bien, si te has embarcado en un proyecto en el que tuviste éxito, hacé hincapié en la importancia del trabajo en equipo para obtener el buen resultado.

También debés estar preparado/a para explicar por qué has elegido aplicar a un puesto temporal en vez de un empleo permanente. No te limités a decir “no hay más opciones”. Dar una razón válida, anima al selector de Recursos Humanos para tenerte en cuenta para el puesto. Se podría decir, por ejemplo, que estás tratando de acumular experiencia en diferentes tipos de empresas porque estás interesado/a en trabajar en diferentes proyectos.

Para conocer nuestras búsquedas para posiciones temporales, visita nuestra sección de candidatos.