Los empleados temporales son un recurso valioso. Gestionalos con eficacia y maximizá el valor de su negocio.

Es importante que te asesorés previamente para determinar exactamente cuáles son los requisitos para contratar a un trabajador temporal.

Consejos para la gestión de trabajadores temporales

  • Preparación: antes de que llegue el trabajador temporal, asigná los recursos necesarios que va a necesitar para hacer el trabajo con eficacia, como un escritorio, computadora con contraseña y el material de oficina.
  • Claridad: el trabajador temporal debe tener en claro sus objetivos de trabajo, teniendo en cuenta que sean alcanzables. Dejá claro a quién tiene que dirigirse y qué hacer si tienen alguna duda.
  • Trabajo en equipo: comunicate con el equipo para que sepan de esta incorporación temporal y puedan brindarle su apoyo. Probablemente tengan sugerencias útiles sobre cómo ayudar al trabajador temporal.
  • Respeto: tratá a tu trabajador temporal adecuadamente, respetando las buenas formas. Es posible que tenga la experiencia y conocimientos que beneficien tu negocio si se le da la oportunidad de contribuir.
  • Introducción: en el primer día del trabajador temporal se le debe informar de manera adecuada y proporcionarle una bienvenida correcta (cultura de la oficina, aseos, código de vestimenta, etc.) que incluye una presentación al resto del equipo.
  • Formación: el tiempo dedicado a los trabajadores temporales es importante, puede hacerlos más eficientes.
  • Comunicación: obtené más información de la persona que gestiona a los trabajadores temporales para ver si se están formando, además de hablar directamente con el trabajador temporal para ver si tiene algún problema que pueda estar impidiendo su capacidad para desarrollar su cometido.
  • Comentarios: si el trabajador temporal no es el adecuado, contactate nuevamente con nuestro equipo de Page Interim y explicales los motivos.

De temporal a permanente

Es común encontrarte con que uno de tus trabajadores temporales está realizando sus tareas particularmente bien y que puedas llegar a plantearte ofrecerle un contrato indefinido, de ser ese el caso, hacelo lo antes posible, porque podés encontrarte que ya le hayan ofrecido un puesto permanente en otro lugar. Planteá este escenario a tu consultora de reclutamiento para que puedan asesorarte oportunamente.

Si realmente está buscando un trabajador temporal que pase a planta permanente desde el principio, vale la pena dejar que tu consultora de reclutamiento lo sepa de antemano. Como profesionales en el sector, pueden ofrecerte asesoramiento y ayudarte a organizar pequeñas evaluaciones del trabajador temporal durante el periodo de prueba inicial.