La cuarentena aceleró los procesos de transformación, por lo que las empresas tuvieron que salir en busca de perfiles integrales que posean no sólo competencias técnicas vinculadas a su área de especialización, sino tambien habilidades blandas que les permitan adaptarse de la mejor manera a un entorno cambiante para vincularse con sus superiores, pares y equipos a cargo.

En Argentina, el 76.9% de las empresas consultadas en nuestro Estudio de Habilidades 360 indicaron tener dificultades para poder encontrar talento con habilidades blandas, lo que plantea un desafío no sólo para el mercado de candidatos, sino tambien para las áreas de gestión de talento de las compañías que deben enfocar sus esfuerzos en estructurar programas de capacitación y desarrollo.

Entre las habilidades blandas más buscadas por los empleadores destacan:

  • Inteligencia emocional
  • Líderazgo
  • Trabajo en Equipo
  • Comunicación Asertiva

Hoy las empresas demandan un equipo de alto rendimiento que esté a medida de lo que busca el mercado. En este sentido, cuando buscan un candidato con inteligencia emocional, buscan una persona que no tome los problemas que puedan surgir como una afrenta personal, sino que pueda trabajar en la gestion del mismo haciendo foco en el resultado, tomando en cuenta alternativas que le permitan alcanzar un equilibrio entre su vida laboral y personal para poder llegar bien al siguiente proyecto.

"Cuando alguien involucra sentimientos o cosas que nada tienen que ver con la gestión de un proyecto, el negocio pierde. Como reza el dicho, el que se enoja, pierde" Martín Gerding, Executive Manager PageGroup Argentina & Uruguay

A la hora de hablar de los cambios en el perfil de liderazgo, vemos que se está desafiando el paradigma con el que estábamos familiarizados, porque estamos en un proceso transicional en la sociedad, donde la igualdad, diversidad e inclusión, son temas cada vez más recurrentes. Por este motivo es  frecuente ver un modelo de liderazgo horizontal y participativo en el que se lidera con el ejemplo, sabiendo cómo gestionar las emocionalidades de todo el equipo, entendiendo la situación de cada miembro, buscando empatía, flexibilidad y cercanía.

Para adaptarse a la nueva normalidad, las empresas nacionales están invirtiendo en programas de formación de talento, teniendo en cuenta las restricciones de reducción de estructuras, buscando de esta manera fortalecer las habilidades de sus colaboradores en función de los desafíos profesionales que tienen y de las proyecciones corporativas en un corto y mediano plazo.

"Hoy el concepto de liderazgo pasa por haber estado del otro lado, por entender al equipo con el que trabajás" Martín Gerding, Executive Manager PageGroup Argentina & Uruguay

Por este motivo, el proceso de reclutamiento tambien se ha transformado, motivo por el cual en los CV's no sólo se espera ver un detalle de la trayectoria del candidato, sino que tambien se busca ver las habilidades blandas que puedan diferenciarlo de otros postulantes con un recorrido profesional similar. En este sentido, la misma estructura de las entrevistas se ha modificado y los reclutadores o cazatalentos dedican una parte de su encuentro con la persona aplicante a una vacante en poder identificar aquellas habilidades blandas que cada vez son más demandadas.

Summary

<p>Hoy las empresas demandan un equipo de alto rendimiento que tenga un perfecto equilibrio entre las competencias técnicas necesarias para la&nbsp;posición y las habilidades blandas que le permitan hacer fit con la empresa.</p>