Estás aqui

Cómo responder a las preguntas más difíciles de una entrevista

¡Felicitaciones! Fuiste seleccionado para reunirte con la empresa a la que aplicaste. Es evidente que están interesados en vos, tu CV o lo que tu consultor de selección haya dicho de vos. Pero ¿cómo hacer frente a la siguiente etapa, la entrevista y las preguntas difíciles que pueden hacerte?

Incluso los candidatos más seguros consiguen ser descartados por las preguntas más simples de una entrevista. No hay forma correcta o incorrecta de hacerles frente. Pero sí podemos darte tres consejos para que los apliques cuando te enfrentes a una pregunta difícil:

  • Escucha con atención a la pregunta
  • Pensá en lo que te están pidiendo
  • Sé honesto

A continuación, las 10 preguntas más difíciles que te puedes encontrar en una entrevista:

"Hablame de vos"

Esta no es tu oportunidad de contar la historia de tu vida como si de una terapia se tratase. Lo que te piden es un resumen muy conciso de los puntos destacados de tu carrera hasta el momento. Lo más seguro es que quieran saber por qué serías el mejor candidato para ese puesto de trabajo. Dale un par de ejemplos para demostrarlo y pregunta a tu entrevistador si quiere escuchar más casos.

¿Qué formación tenés?

Aquí, además de conocer tus estudios, están buscando algunas indicaciones sobre tus habilidades básicas, como el trabajo en equipo, la capacidad de presentar y comunicar, o incluso la gestión del tiempo con plazos de entrega determinados. Tu respuesta debe ser una mezcla de teoría y práctica, no te olvidés de dar ejemplos.

¿Cuál es tu objetivo a largo plazo?

“Ser el CEO de esta empresa con un yate en Mónaco” puede mostrar tu visión soñadora y la confianza en ti mismo. Sin embargo, también demostrarás ser un fantasioso. En cambio el entrevistador está más en la línea de “¿los planes a largo plazo de esta persona encajan con los de la empresa?” Deberías decir objetivos alcanzables, reales y que vayan en línea con la compañía.

¿Disponés de espíritu de trabajo?

Pensá con cuidado al responder esto. No es una pregunta cerrada a la que responder “sí”. Dar buenos ejemplos mostrará cómo trabajás en equipo y qué tipo de jugador sos. Exponé diferentes experiencias, por ejemplo, en la escuela o en el deporte. Pensá en cuándo tu contribución ayudó y cuándo resolviste una situación gracias al trabajo en equipo.

¿Alguna vez tuviste un conflicto con tu jefe? ¿Cómo se resolvió?

Tu entrevistador estará interesado en cómo afrontás una situación de desacuerdo. ¿Podés poner los sentimientos personales a un lado con el fin de ser profesional? ¿Vas a escuchar los puntos de vista de los demás? ¿Trabajás de forma colaborativa?

Si le preguntara a tu jefe que te describiera, ¿Qué diría?

Si te ofrecen el puesto, tu nuevo empleador sabrá cómo sos finalmente, así que ser honesto es muy importante a la hora de responder esta pregunta. Deberías utilizar comentarios positivos de las evaluaciones o charlas que has tenido con tus jefes en el pasado. El entrevistador también puede estar buscando una indicación de cómo vas a aportar valor a su departamento y qué tipo de empleado serás.

¿Qué cualidades creés que debería tener un jefe exitoso?

Pensá cómo tu superior te ha ayudado a tu desarrollo. Reflexioná también sobre la contribución de ese superior en el negocio. Un buen jefe tiene que ser capaz de desarrollar a todo un equipo y además ser un buen líder. Deben ser capaces de hacerlo en beneficio de la empresa y entender dónde ese esfuerzo añade valor.

¿Cuál es tu mayor debilidad?

Muchas personas todavía dicen el clásico “Soy demasiado perfeccionista”. Añadir una fortaleza como una debilidad solo demuestra que no estás escuchando a la pregunta y puedes ser visto como falso. Seleccioná una debilidad que estés tratando de superar. Si podés dar ejemplos reales y mostrar evidencias de cómo lo estás poniendo en práctica, mejor que mejor.

¿Por qué debería contratarte?

Simple y llanamente: “Soy la mejor persona para el trabajo”. Pero tenés que dar más que eso. ¿Qué te diferencia de otros candidatos? ¿Qué te hace querer este trabajo por encima de cualquier otro para el que hayas sido entrevistado? Respondé a estas preguntas y estarás contestando la primera.

Si tuvieras que vivir tu vida otra vez, ¿Qué cambiarías?

La mejor forma de responder a esta pregunta es escoger una oportunidad perdida o un punto de inflexión. Luego, relacionar tu respuesta a lo que estás haciendo actualmente en tu carrera, y así corregir esa oportunidad perdida. De esta forma, no es una respuesta pesimista sino otro objetivo para alcanzar en tu carrera a corto plazo.

Estas son solo algunas de las preguntas difíciles a las que te podés enfrentar en una entrevista. Ponete en contacto con un consultor de Page Personnel si necesitas más consejos.