Los planes de reestructuración e índices de desocupación que muchas compañías se están viendo forzadas a atravesar a raíz de la pandemia, ha llevado a que se hable cada vez más del servicio de Outplacement y sus beneficios a la hora de pensar en contratarlo. 

En este sentido, las empresas que lo contratan entienden que contar con este servicio fortalece la marca empleadora, de manera interna y externa porque denota un interés por su capital humano. Desde el lado del profesional desvinculado, se convierte en acompañamiento durante un momento que puede resultar traumático, además de brindarle las herramientas necesarias para que pueda transformarse de manera ágil para alcanzar sus objetivos y reincorporarse al ámbito laboral

Para entender cuál es el escenario nacional en función de este servicio, desde Page Group Argentina realizamos una encuesta durante el mes de Julio, en la que le preguntamos a Gerentes y Directores de RRHH registrados en nuestra base, sobre su postura y proyección en función de la necesidad real de este servicio. 

Como consecuencia de la situación de pandemia, el 41,9% de las empresas consultadas reconoce que deberá enfrentar reestructuraciones para lo que resta del 2020, de los cuales el 17,2%  ya están llevando adelante algún proceso de outplacement y el 33% se encuentra realizando cotizaciones por este servicio.  

Las empresas interesadas en ofrecer este beneficio a las personas que piensan desvincular pertenecen a los sectores de Servicios para empresas (21,8%), Energía, Minería, Oil & Gas (10,3%), Consumo masivo (8%)  y Banca/Seguros (8%). 

¡Descarga los resultados de nuestra encuesta!

Así como la situación actual cambió los hábitos de consumo a nivel global, el servicio de Outplacement hoy no puede ser ajeno a estos cambios. El asesoramiento y acompañamiento con el que antes se presentaba este servicio, hoy resultan tibios como definición, si al menos no exploramos la posible “reinvención” que ese mismo profesional deberá encarar para enfrentarse a un mercado tan cambiante como el actual, que demanda constantemente nuevas habilidades.  

La escasa visibilidad que hoy en día ofrece el mundo empresarial para muchos profesionales, nos invita a desarrollar una mirada más profunda y crítica en relación a los objetivos que esa persona se establece a sí misma y sus sucesivos planes de acción para concretarlos.

Los encuestados valoran de manera casi por igual la rapidez en la reinserción al mercado (51,7%), como el acompañamiento y la guía necesarias para encontrar un nuevo camino (48,3%), dentro o fuera del mundo corporativo, pero que definitivamente los ayude a transformarse en una mejor versión de ellos mismos.  

Existe en general, una suerte de “sensación de abandono” que los profesionales experimentan al salir de una organización, luego de estar tantos años dentro. En lo que va del año, el 75 % de los perfiles que recibieron nuestro servicio, tenían en promedio 15 años de carrera ininterrumpida con un mismo empleador.  Muchos lo han llegado a comparar con un divorcio, y por tal motivo, no darles el espacio adecuado para transitarlo adecuadamente sería imprudente para quienes lideramos dicho servicio.

Contar con un servicio de Outplacement no sólo permite acompañar a la persona durante este proceso, sino que también le permite reinsertarse más velozmente en el mundo empresarial, como lo confirman nuestros casos de éxito del programa a nivel regional. 

Sin embargo, no se pueden dejar de lado que el éxito de un servicio de Outplacement está íntimamente ligado a infinidad de factores en relación a cada perfil, cada industria, cada sector y por supuesto, la situación económica que el país atraviesa al momento de encarar este proyecto.

Por ese motivo son considerados servicios que se establecen a la medida de cada necesidad. No es lo mismo encarar un programa para un profesional de 40 años que para uno de 65 años, a quien probablemente la idea de jubilarse le resulte más cercana. El objetivo primario es al menos, bucear en los aspectos más determinantes que hagan efectiva una estrategia de búsqueda laboral, desde el Upskillng o Reskilling hasta lograr destrabar juicios muy enquistados y corrosivos que casi siempre empañan las posibilidades de éxito.  El programa debe ofrecer un método, un plan de acción que perdure y pueda ser utilizado inclusive en otros aspectos de la vida. 

Por otro lado, la posibilidad de tener que llevar adelante este proceso de manera virtual o remota no es un obstáculo, todo lo contrario, es una puesta en práctica muy útil para cuando un profesional deba salir con herramientas renovadas al mercado. La falta del registro corporal de los encuentros uno a uno, nos obliga a poner foco en nuestras conversaciones, convirtiéndose en casi el único conector fiel a la hora de negociar.

Casi el 90 % de quienes participan de nuestro programa, reconoce no tener las habilidades conversacionales adecuadas para exponer sus fortalezas o bien negociar con un futuro empleador, y en este camino las segundas oportunidades no abundan.  

Si bien PageGroup es reconocida a nivel mundial por su aporte en el segmento del reclutamiento especializado en toda la pirámide organizacional, desde hace muchos años las organizaciones también confían en nuestra capacidad para asesorar sobre otros terrenos, entre ellos los de Outplacement. Esto hace sentido, si consideramos los más de 40 años que tenemos de experiencia en relación al talento empresarial. No sólo en términos de contratación, sino también en su desarrollo interno (Assessment), o en su posible desvinculación (Outplacement). 

Por tal motivo, y en respuesta a nuestra visión global de cambiar la vida de las personas, es que decidimos acompañar al profesional y a nuestros clientes, en todo el ciclo de vida corporativo que un candidato suele atravesar.

Descargá los resultados completos de nuestra encuesta completando la siguiente información.

Summary

Los resultados obtenidos para este artículo se recopilaron durante el mes de Julio a nuestra base de clientes y candidatos.